954 62 72 73 info@cmcv.com

Fisioterapia y Osteopatía

La fisioterapia es una disciplina de la Salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica, para paliar síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas, por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. La fisioterapia interviene, mediante el empleo de técnicas científicamente demostradas, cuando el ser humano ha perdido o se encuentra en riesgo de perder, o alterar de forma temporal o permanente, el adecuado movimiento, y con ello, las funciones físicas. Sin olvidarnos del papel fundamental que tiene la fisioterapia en el ámbito de la prevención para el óptimo estado general de salud. Está especialmente indicado para:

  • Lesiones deportivas.
  • Estrés y ansiedad.
  • Ciáticas, hernias discales.
  • Problemas posturales.
  • Pérdida de movilidad.
  • Síndromes dolorosos de la columna vertebral.
  • Lesiones articulares: artrosis, condromalacias…
  • Lesiones musculares: tendinitis, roturas…
  • Migrañas.
  • Lesiones de ligamentos: esguinces, luxaciones…
  • Lesiones óseas: fracturas, periostitis…
  • Patologías neurológicas : parkinson, hemiplejias…
  • Embarazadas.

Dentro de la fisioterapia encontramos los drenajes linfáticos y circulatorios, que son aquellos que se efectúan para favorecer y activar la circulación sanguínea, logrando con ello la eliminación de líquidos y toxinas, así como potenciar el intercambio de gases y nutrientes. Es un excelente aliado como complemento de otras técnicas, incluyendo la medicina estética. Está especialmente indicado para:

  • Celulitis, Edemas, Piernas cansadas o Varices.
  • Obesidad.
  • Retención de líquidos.
  • Estrés.
  • Ciertos problemas de sueño.
  • Problemas reumatoides.
  • Ciertas lesiones musculares.
  • Contracturas.
  • Cefaleas.
  • Migrañas.
  • Embarazadas.

El tratamiento osteopático consiste en tratar las disfunciones, la hipermovilidad o hipomovilidad que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema nervioso, el sistema muscular, las vísceras o el cráneo. Busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de autocuración con diversas técnicas terapéuticas: manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, de estiramiento, entre muchas otras.