954 62 72 73 info@cmcv.com

Hemodinámica y Cardiología Intervencionista

La Hemodinámica y la Cardiología Intervencionista permiten el estudio anatómico y funcional del corazón y de los grandes vasos mediante la introducción de catéteres en el organismo. Dentro del campo de la Cardiología intervencionista podemos conocer el estado de las arterias coronarias, de las válvulas cardíacas y de las cavidades y tratar los posibles problemas que puedan presentar.

Concretamente, la coronariografía es la parte del cateterismo, cuyo objetivo es poner en evidencia el estado de las arterias coronarias. Estas arterias pueden verse afectadas por enfermedades (habitualmente arteriosclerosis), que disminuyen su calibre provocando estrecheces (estenosis) que dificultan el paso de la sangre hacia el músculo cardíaco y que pueden producir angina de pecho y en su grado máximo cuando la arteria se obstruye, infarto agudo de miocardio e incluso la muerte. Cuando nos encontramos un problema en las arterias coronarias podemos tratarlos mediante angioplastia coronaria transluminal percutánea (ACTP), que es una forma de tratamiento no quirúrgico, muy efectivo, para pacientes con determinadas formas de enfermedad coronaria. Básicamente consiste en la dilatación de las estrecheces (estenosis), localizadas en las arterias que riegan el corazón (coronarias).

La aparición de los stents coronarios, usados de forma habitual en la práctica diaria, permiten tratar a los pacientes de forma eficaz, menos agresiva y más cómoda que la cirugía cardíaca de Bypass.

En los últimos años, dentro de la patología cardíaca, no todo el intervencionismo se centra en las coronarias; cada vez es más importante el intervencionismo llamado “estructural”, que reúne todas las intervenciones realizadas en el ámbito de las cardiopatías congénitas (adultos y niños), el cierre de orejuela izquierda (muy útil en pacientes con problemas con la anticoagulación) y en las enfermedades degenerativas valvulares. De todas ellas, el área más prometedora por su importante prevalencia en nuestra población es el implante endovascular de prótesis valvular aórtica para la estenosis aórtica del anciano.