954 62 72 73 info@cmcv.com

Tratamiento de Varices

¿Quiere librarse de esas varices antiestéticas y dolorosas?

Eliminamos todo tipo de varices. Contamos con las técnicas más avanzadas para el tratamiento de varices, desde la cirugía en todas sus variantes hasta las técnicas más novedosas y mínimamente invasivas.

o

Esclerosis Líquida

Se basa en realizar inyecciones en el interior de las venas (producto químico irritante) para que el material esclerosante produzca una reacción inflamatoria intraluminal (en el interior de la vena) consiguiendo que la sangre circulante se coagule o trombose.

El resultado que se persigue es el colapso de las paredes del capilar, su reabsorción por parte del organismo y por tanto se acaben disimulando progresivamente las pequeñas vénulas y arañas vasculares.

o

Microespuma Esclerosante

Si bien la utilización de la esclerosis es un procedimiento muy conocido y con larga historia, la utilización de los productos en forma de microespuma ha representado un importante avance en sus resultados. Se trata de una sustancia inyectada, compuesta por gases fisiológicos y polidocanol.

Esta espuma multiplica el efecto irritante sobre las paredes de la vena a tratar, favoreciendo la más rápida y efectiva oclusión por espasmo. Este procedimiento es de mucha utilidad en el tratamiento de las varices recidivadas de una cirugía anterior, varices de grueso calibre, varices responsables de una úlcera varicosa, entre otras.

o

Cirugía

En determinados casos puede ser recomendable la cirugía. El especialista es el que ha de determinar cuál es la distribución de las varices y su situación evolutiva, y en función de ésta, hacer una propuesta terapéutica basada en la patología específica que presenta el paciente y en sus expectativas.

Hoy en día existen diferentes técnicas de cirugía de varices, aunque la más habitual dentro del registro de la Sociedad Española de Cirugía Vascular continúa siendo la Fleboextracción, que se basa en la extirpación de todas las venas varicosas visibles así como de la vena safena interna o externa (las venas situadas en la superficie de la pierna y que suelen ser el origen de la mayoría de las varices).

¿Cómo puedo concertar una cita?

Preguntas Frecuentes

¿Qué son las varices?

Las varices son dilataciones venosas lo cual dificulta un retorno adecuado de la sangre al corazón. La dilatación es consecuencia de una acumulación anormal de sangre en la vena. Las más habituales son las que aparecen en las extremidades inferiores.

¿Existen distintos tipos de varices?

Sí. Hay diferentes clases de varices que van desde las varices tronculares, que son los cordones venosos dilatados que pueden ser más o menos visibles en la piel, hasta las varículas y telangiectásias, clásicamente conocidas como arañas vasculares o capilares. Se trata de varices de pequeño tamaño, muy visibles, que generan, por tanto, un importante aspecto antiestético y muy sintomático a veces.

¿Cuáles son los síntomas de las varices?

Los más frecuentes, a parte de las ya citadas dilataciones venosas especialmente en los miembros inferiores, son:

  • Pesadez y cansancio en las piernas.
  • Dolor, picor, sensación de hormigueo y calambres musculares.
  • Hinchazón de las piernas.
  • Cambios de coloración en la piel, como por ejemplo las manchas violáceas.
  • Aparición de úlceras. Con frecuencia resultan bastante dolorosas y suponen una alteración importante en la calidad de vida de la persona que las padece.

Pero, ¿por qué aparecen las varices?

Este trastorno en la circulación de la sangre puede estar relacionado con determinadas profesiones, como son todas aquellas que exigen mantenerse de pie durante largos periodos de tiempo (camareros, dependientes, peluqueros, profesores, vigilantes de seguridad,…) o aquellas que obligan a mantenerse sentado muchas horas seguidas.

Igualmente se ha demostrado la presencia de esta enfermedad en varios miembros de la misma familia y sobre todo en el sexo femenino, por lo que existe una mayor propensión en las personas con antecedentes familiares de varices y mujeres. Embarazos y sobrepeso son factores desencadenantes para padecer de varices, así como estar habitualmente en ambientes muy calurosos.

 

Vena normal

Vena dilatada